sábado, 26 de noviembre de 2016

Redibujando mapas: ¿Arabia Saudí es la siguiente en la lista?

Harun Yahya

A día de hoy, un hecho sobre el que todo el mundo concuerda es que las guerras civiles en Irak y Siria han alcanzado un punto que necesita que los mapas de esos países sean redibujados. Ciertamente, esto es así de relevante cada día, un nuevo mapa aterriza en las páginas principales de las portadas de los periódicos. Muy recientemente, el periódico alemán, Der Tagesspiegel, publicó un mapa que unía las fronteras de Irak y Siria y lo dividía en tres partes. Yendo un paso más, denominó a esos tres países como ‘Kurdistán’, ‘Sunnistán’, y ‘Chiiastán’. La región también incluye a otros dos candidatos para la división: Libia y Yemen. Al borde de la separación, los dos países están luchando por sobrevivir. Las prolongadas guerras civiles han llevado al pueblo al borde de la división. De hecho, es la hora para abandonar tales ambiciones para los mapas. El mapa de oriente medio dibujado por Gertrude Bell, Winston Churchill, Lawrence, Mark Sykes, General Edmund Allenby, Arthur James Balfour, Reginald Wingate y Harbert Samuel a principios del siglo XX, no ha traído nada más que conflictos para la región durante los últimos 100 años. No obstante, obviamente el pueblo tiene todavía que sacar una lección de este trágico error. Miles de kilómetros lejos de la región, todo el mundo está ocupado en preparar mapas arbitrarios e idear planes para imponerles. Mientras tanto, millones en oriente medio, de judíos, cristianos, musulmanes, árabes, kurdos, asirios, maronitas, chiitas, wahabíes, y sunníes, no desean pasar otro siglo combatiendo en guerras.

El mapa dibujado por Robin Wright y publicado por el periódico The New York Times en 2013, reveló otro peligro inminente. Según este mapa, el país más grande y más rico de oriente medio, Arabia Saudí, va a ser dividido en 5 partes. En este escenario, habría una región del estrecho de Hormuz, arabia oriental; en el Hejaz, arabia occidental; en una región cercana a Yemen, arabia del sur; y en el norte, Arabia del Norte va a ser fundada, mientras que una arabia wahabí centrada en Riad va a ser formada en la región central del país. Esto va sin decir que la intención de aquellos que presentaron este mapa a la agenda global, que está modelado tras la distribución geográfica de las tribus anteriores al reino saudí, es la intención de deshacer a Arabia Saudí.

Inmediatamente tras la introducción del mapa, los desarrollos en esta dirección, empezaron a ocurrir, uno tras otro. La guerra civil en Yemen, el vecino sureño del país, se incrementó hasta un nivel terrible, obligando a intervenir a la coalición encabezada por arabia saudí. En Arabia Saudí, surgieron protestas entre los chiitas, que constituyen el 15% del total poblacional del país, y una región chiita ubicada en el oeste del país anunció su deseo de unirse con Bahréin. Tras la muerte del rey Fahd, una atmósfera artificial de crisis fue creada entre sus herederos. En este punto, a día de hoy, Arabia Saudí se encuentra a sí misma asediada por todos lados, justo como Libia, Irak, Siria, y Egipto lo estuvieron antes.
Los 250 años de historia de Arabia Saudí están fraguados con guerras civiles, asesinatos políticos, y conflictos tribales de intensidad variada. Desde el siglo 18, 3 reinos han sido fundados y destruidos; el actual Reino Saudí es el cuarto en la misma región. La causa inicial de estas guerras fue que las tribus árabes rechazan el gobierno de unas sobre otras. Por supuesto, Inglaterra se aprovechó de este antagonismo para su beneficio.
Las fronteras actuales dibujadas en el congreso de El Cairo de 1921, fueron dictadas a Arabia Saudí por medio de la coerción militar y económica. Aunque Arabia Saudí fue fundada en 1932 bajo la dirección del Sultán Abdulaziz, la lucha interna en el país nunca ha visto fin. Sucediendo a Abdulaziz como rey, su hijo, Saúd, fue destronado por el consejo familiar tras 10 años de reinado: El rey Faisal, que le sucedió, fue asesinado por su sobrino. Aunque durante los reinados de los reyes sucesores, Jalid, Fahd y Abdullah, las disputas dentro de la familia real estuvieron calmadas, muchos incidentes, como el asedio de Meca en 1979, las guerras del golfo, y el surgimiento de al-Qaeda, han obstaculizado el propio establecimiento de la paz interna en Arabia.

Robin Wright incluye la lucha interna de la familia real entre las causas actuales de la potencial separación de Arabia Saudí. Cuando el rey Abdullah estaba en su lecho de muerte, hubo muchas provocaciones concernientes a la sucesión al trono que podrían haber llevado a la discordia. Una anodina cuenta en medios sociales con el nombre de “Mujtahid” reportó buena parte de nuevas y provocativas historias con el objetivo de enfrentar entre sí a los candidatos potenciales al trono. Sin embargo, el sentido común prevaleció y Salmán bin Abdulaziz heredó el trono en conformidad con las leyes de sucesión del reino.
El bienestar económico, que es visto como otra razón que estorba a la integridad unificada de Arabia Saudí, también ha sido usada desde largo tiempo atrás. Arabia saudí tiene en torno a 1.500 millones de dólares de inversiones en EEUU e Inglaterra. Con la recientemente promulgada ley de compensación, saliendo del congreso de los EEUU, Arabia Saudí ahora está enfrentándose a un riesgo significativo con un volumen de 7.500 millones de dólares en juego.
El conflicto chií-sunní todavía es otro factor desestabilizador que amenaza a la península arábiga. El movimiento conocido como “chiismo británico” por Jamenei, está exhibiendo una actitud extremadamente hostil hacia el wahabismo, y de este modo, está instando a los wahabíes contra los chiíes. Adicionalmente, la ejecución del líder chií de Arabia, al-Nimr, a principios de 2016, llevó a Irán y Arabia Saudí al borde de la guerra.

También han habido muchas provocaciones durante la guerra civil yemení, que pusieron a Arabia saudí en una posición difícil ante el público global. En septiembre, 140 personas murieron y 535 fueron heridas en uno de los ataques más sangrientos en los años recientes. Por este ataque, que apuntó contra inocentes mujeres, niños y ancianos que se habían congregado en un funeral para ofrecer condolencias, también fue culpado el gobierno saudí. Los medios de comunicación de EEUU publican noticias constantemente sobre cómo Arabia Saudí financia organizaciones terroristas. Atentados terroristas y tragedias ocurrieron durante el periodo del Hajj en Medina. Incidentes similares ocurrieron uno tras otro, haciendo que el país pareciera que estaba bajo fuerte asedio.
El rey recientemente coronado, Salmán bin Abdulaziz es consciente del peligro y está en la búsqueda de nuevos aliados. Arabia saudí desea tomar parte en la reciente aliada formada por las iniciativas de Putin y Erdogán. El príncipe heredero de Arabia Saudí, Muhammad bin Nayef, dejó claras sus intenciones al declarar: “Turquía y Arabia Saudí están siendo atacadas, así pues, necesitamos el apoyo mutuo”. Turquía, Arabia Saudí, y Rusia, asistieron al encuentro EEUU-Rusia mantenido en octubre como aliados.
Durante 200 años, los cartógrafos de oriente medio han modelado intrincadamente la región de acuerdo con sus planes. Impusieron sus propias políticas en la región al mantener el dominio sobre estados, ejércitos, clanes, y líderes políticos o religiosos. A día de hoy, todo estado cuyas fronteras están en cuestión, se enfrenta a un grave peligro. Ningún estado o líder político puede hacer frente a este ataque organizado en solitario. Alianzas sólidas construidas sobre la lealtad y la confianza son necesarias para que sea efectiva la lucha contra la partición. Todo estado que haya de hacer una lucha individual, será un objetivo fácil. Por esta razón, “todas las filas necesitan cerrarse urgentemente”. La única solución para los países de la región, yace en la unidad. La alianza entre Turquía y Arabia Saudí será el núcleo de una unión de corazón que, dentro de poco, congregará a todos los demás países musulmanes en torno a ella.

Los numerosos desaciertos geopolíticos de Arabia Saudí
Los saudíes alimentan deliberadamente las disputas religiosas en África
Paz en oriente medio significa derrotar a los saudíes
Yemen y el “juego de tronos” saudí
¿Qué revelan los atentados en Arabia Saudí?
Saudíes y el ISIS contra Hezbolá

Fuente: Katehon.com

domingo, 20 de noviembre de 2016

"Estados Unidos se parece a Roma antes de la caída de la República"

Si EE.UU. no realiza reformas "genuinas", algún día se levantará un César, afirma Pascal-Emmanuel Gobry para 'The Week'.

Antes de que Estados Unidos se independizara y se convirtiera en un 'experimento' audaz y precario, la creencia común era que "la democracia estaba destinada a fracasar" como sucedió con la República de la Roma antigua, según afirma Pascal-Emmanuel Gobry para 'The Week'.

Hace más de 20 siglos, la crisis de ese sistema se basó en un problema con las clases sociales: los patricios, que eran la aristocracia de entonces y conformaban el Senado; los plebeyos, que solo entraron en la vida política en el tramo final; y los esclavos, aunque casi no participaban en el ámbito público. A pesar de sus diferencias económicas y políticas, tenían una "igualdad fundamental".

Décadas antes de la fundación del Imperio, dos tribunos defensores de los plebeyos intentaron implementar reformas para redistribuir la riqueza y, por tomar esa medida, ambos murieron durante una revuelta organizada por un patricio.

Las consecuencias de ese fracaso provocaron que se comenzara a utilizar la fuerza para arreglar disputas políticas y agudizó los conflictos de clase. Esto, junto con un aumento de los impuestos para mantener guerras en el extranjero, provocó que el general Julio César diera un golpe de Estado.

Gobry considera que las similitudes con la situación que vive Estados Unidos son claras: tiene dos clases sociales en disputa y un sistema político y económico que intensifica el conflicto. El 8 de noviembre, ese país rechazó a un patricio y eligió a un tribuno. Si no realiza reformas "genuinas", algún día se levantará un César.

Fuente. RT.

viernes, 11 de noviembre de 2016

Alepo o Mosul: Así cambia la retórica de Occidente de acuerdo a la ciudad y los protagonistas

Aunque la situación en Mosul (Irak) y en Alepo (Siria) es parecida, Occidente da un trato diferente a las ofensivas en ambas ciudades, según un columnista del diario 'The Independent'.
Los civiles vuelven a su pueblo Qayyara, al sur de Mosul, Irak. Y las mujeres caminan por una calle después de ser evacuadas de un barrio en Alepo, controlado por el Estado Islámico, Siria © Alaa Al-Marjani / Rodi Said / Reuters
La posición de los gobiernos y de los medios de comunicación occidentales es distinta en cuanto a la situación en la ciudad iraquí de Mosul y en la siria de Alepo, donde se llevan a cabo operaciones antiterroristas, afirma en su artículo de opinión Patrick Cockburn, un reconocido periodista británico y columnista del diario 'The Independent'. Cabe mencionar que mientras Washington defiende la ofensiva en Mosul, considerado el principal bastión del Estado Islámico en Irak, a pesar de sostener que los yihadistas utilizan a civiles como escudos humanos en la ciudad, tacha de "barbarie" a la operación antiterrorista en Alepo.

La situación actual en Siria y en Irak es similar, afirma Cockburn. En ambos países, dos grandes centros urbanos sunitas ―Alepo cuenta con una población de 2 millones de personas, y Mosul tiene 1,5 millones de habitantes― se convirtieron en escenario de batalla entre los terroristas y "las fuerzas progubernamentales fuertemente apoyadas por el poder aéreo extranjero": en el caso de Alepo, por Rusia, y cuanto a Mosul, asistido por la coalición internacional liderada por EE.UU.
Los civiles y el Ejército iraquí tras la liberación de la aldea Khalidiya, cerca de Mosul, de los milicianos del estado Islámico. Irak. 20 de octubre, 2016 / REUTERS / Thaier Al-Sudani
Sin embrago, aunque la situación en las dos ciudades es parecida, EE.UU. trata de modo "absolutamente" diferente a los operativos en ambas urbes, sostiene el periodista. La ofensiva de las fuerzas rusas en Alepo "ha causado criticas a nivel internacional", mientras que "ninguna analogía se hace, por ejemplo, con Ramadi, una ciudad de 350.000 habitantes en Irak, de la cual el 80% fue destruida por ataques aéreos encabezados por Estados Unidos en 2015", agrega Cockburn.

Cabe recordar que al hablar de la situación en Alepo, el representante oficial del Departamento de Estado de EE.UU., John Kirby, afirmó que "se necesita un cese de hostilidades y bombardeos". Mientras que el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, comentó la operación en Mosul y los problemas humanitarios que conlleva en los siguientes términos: "[…] La idea de que las fuerzas de seguridad iraquíes deben demorar esta operación por sus preocupaciones ante las condiciones humanitarias en Mosul no tiene sentido".
Escudos humanos y rehenes civiles
Los medios internacionales anunciaron este viernes que el Estado Islámico había capturado a 550 familias de aldeas cercanas a Mosul, supuestamente para utilizarlas como escudos humanos en sus posiciones. Además, Zeid Ra'ad Al Hussein, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, afirmó que existe un grave peligro de que los combatientes del EI "también puedan optar por matar a los civiles en vez de liberarlos".

En ese contexto, periodistas rusos del portal Business FM afirmaron que en la zona este de Alepo, la población civil quedó bloqueada de la misma manera y quiere marcharse. Los periodistas realizaron una serie de diálogos telefónicos con habitantes de Alepo que lograron escapar de la ciudad. Y comentando las pausas humanitarias propuestas por los militares rusos, uno de los residentes de Alepo afirmó que la población civil está bloqueada en la zona este de la ciudad, como rehenes de los terroristas, porque "los yihadistas prometieron matar a cualquier persona que utilice alguno de los corredores humanitarios para escapar de su zona de control".
Los civiles caminan por el barrio al-Sheikh Said de Alepo, controlado por los milicianos. Siria. 1 de septiembre, 2016 / REUTERS / Abdalrhman Ismail
"Abusos de la propaganda"
Cockburn concluye que "la polarización extrema en la cobertura por parte de los medios de comunicación extranjeros acerca de eventos similares en Irak y Siria" demuestra los "abusos de la propaganda". El periodista subraya que "ese ha sido el patrón para reportar las guerras en Siria e Irak en los últimos cinco años", cuando "los gobiernos y periodistas extranjeros a menudo malinterpretaron por completo el panorama político" según sus intereses.

Fuente  RT.

martes, 8 de noviembre de 2016

Revelado: El Pentágono pagó sumas enormes por vídeos falsos sobre Al Qaeda

Los militares estadounidenses contrataron los servicios de una empresa británica que desde Bagdad fabricaba y modificaba material audiovisual para influir en la opinión pública en Oriente Medio.
video

Una controvertida empresa británica especializada en relaciones públicas, producción de video y limpieza de imagen recibió millones de dólares del Departamento de Defensa de EE.UU. por confeccionar videos falsos de acciones terroristas. A esta conclusión ha llegado una investigación periodística realizada en colaboración entre el semanario 'The Sunday Times' y la ONG The Bureau of Investigative Journalism (Oficina de Periodismo de Investigación).
Según cita el portal The Daily Beast, los investigadores han podido confirmar transacciones por valor de 540 millones de dólares entre el Pentágono y la compañía Bell Pottinger, con sede en Londres, y consiguieron entrevistar a un antiguo empleado de la empresa, Martin Wells.
Wells, especialista en procesamiento de video, relató que lo contrataron en 2004, poco después de que Estados Unidos y el Reino Unido impusieran una Administración leal en Irak, invadido un año antes. Su equipo se trasladó a Bagdad y trabajaba cerca del aeropuerto, en un edificio altamente protegido del distrito conocido como Camp Victory, con áreas de acceso restringido. Los materiales audiovisuales que producían eran de tres tipos.
Noticias de buena calidad, de mala calidad y falsas
El primer producto eran videos propagandísticos que daban una imagen negativa de la red terrorista de Al Qaeda. El segundo eran noticias confeccionadas de tal manera que pudieran pasar por fragmentos de informativos de un canal de televisión árabe.

Con estos fines los montadores disminuían la definición de los videos disponibles, normalmente sobre atentados perpetrados por Al Qaeda, y luego los editaban como si fueran parte de un archivo de noticias. Posteriormente les ponían voz en árabe y los distribuían entre canales de televisión iraquíes y del resto de Oriente Medio.

La tercera parte de sus actividades y la "más sensible" consistía en falsificar videos de propaganda de Al Qaeda. Wells relató a los periodistas cómo confeccionaban estos videos. El equipo recibía instrucciones muy precisas sobre qué clase de trama era necesaria fabricar; se le indicaba también que utilizara algún metraje de Al Qaeda, que el video debía tener unos 10 minutos de duración y que debía ser entregado con un formato y un sistema de codificación concretos.
Viceversa: Milicianos de Al Qaeda vestidos de víctimas ejecutan a verdugos del Estado Islámico
Pago de los servicios y distribución del material
El trabajo estaba bien pagado. Uno de los fundadores y expresidente de Bell Pottinger dijo a 'The Sunday Times' que la mayor parte del dinero transferido desde Washington cubría los gastos de producción, pero la junta directiva de la empresa podía repartir más de 19 millones de dólares en honorarios.

Las transferencias a la empresa figuraban en las cuentas del Pentágono entre las partidas destinadas a las "operaciones de información y psicológicas". La investigación ha determinado que los vídeos modificados se distribuían en discos compactos en Oriente Medio y permitían a la CIA buscar a presuntos simpatizantes de la red terrorista, puesto que contenían un código escondido que permitía identificar las direcciones IP de los ordenadores personales en los cuales los veían.


Fuente: R T.

jueves, 3 de noviembre de 2016

"¿Es Alepo el peor desastre humanitario desde la Segunda Guerra Mundial? No tan rápido, señor Kerry"

Un analista denuncia que, para EE.UU., Oriente Medio es un "tablero de ajedrez gigante" y sus habitantes "nada más que peones".
Un Boeing B-52 Stratofortress de EE.UU. durante un bombardeo en Vietnam. USAF
En su texto, Wight desgrana unas declaraciones en las que el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, expresó que estaban "indignados" por las supuestas consecuencias de la operación del Ejército de Siria y Rusia en Alepo, una situación que definió como "un horrendo paso atrás en el tiempo a una especie de barbarie" y un "uso de la fuerza que insulta a todos los valores que la ONU y la mayoría de los países consideran que deben guiar nuestras acciones".

En su nuevo artículo para RT, el escritor y analista político John Wight asegura que la "ofensiva propagandística" que han desatado Estados Unidos y sus aliados contra Rusia "ha ido más allá de la sátira y ha entrado en el reino de la farsa".
"Un océano de la muerte"
Al respecto, este analista político hace hincapié en que Kerry habla en el nombre de un país que, "desde el comienzo del siglo XXI, ha sido responsable de una misión militar en Afganistán —donde los talibanes nunca ha sido más fuertes y el Estado Islámico tiene un punto de apoyo— y de convertir a Irak y Libia en estados fallidos, desatando un océano de muerte, miseria, sufrimiento humano y caos en el proceso".

En cuanto a la presunta 'barbarie' que denuncia el político estadounidense, Wight subraya que "se ha apoderado de Siria y su pueblo" porque Washington desestabilizó la región con sus "guerras e intervenciones militares", que también generaron una crisis de refugiados "de escala asombrosa" y desencadenaron "la proliferación del terrorismo "en Siria, en toda la región y en el mundo entero".

Además, durante mucho tiempo la Casa Blanca ha considerado que la región es "como un tablero de ajedrez gigante", en el que sus habitantes son "nada más que peones".
La larga lista de "desastres" causados por EE.UU.
John Wight aegura que, cuando John Kerry aseguró que la situación en Alepo es "el mayor desastre humanitario desde la Segunda Guerra Mundial" fue una afirmación "simplemente ridícula", debido a que se refiere a una operación para liberar a la población de quienes han convertido esa ciudad en "un verdadero infierno".

Este escritor repasa la historia y recuerda la destrucción estadounidense de Corea del Norte —"tan devastadora que ningún edificio quedó intacto"—, su "brutal guerra imperialista" en Vietnam o su campaña de bombardeos en Camboya en la década de los 70, algunos ejemplos de la larga lista de "desastres en política exterior" de EE.UU.
Caza-bombarderos F105 Thunderchief de EE.UU. bombardean objetivos estratégicos durante la guerra de Vietnam en el norte del país. AFP
En cuanto a Alepo y Siria en general, Wight estima que "la única pregunta que importa" es quién es responsable de que el conflicto continúe y quién desea ponerle fin realmente.

Al respecto, el analista indica que en 2015, cuando comenzó el operativo ruso, Siria estaba "en serio peligro de caer por un precipicio" y la resistencia a la invasión de las "hordas de fanáticos yihadistas" apoyados por aliados de EE.UU. en la región "comenzaba a agrietarse".

Además, Wight subraya que la presencia militar de Rusia en Siria respeta el derecho internacional —en concreto, el Capítulo VII del Artículo 51 de la Carta de las Naciones Unidas— y que, a diferencia de EE.UU., Reino Unido y otros países, Moscú se involucró en el conflicto a raíz de una solicitud del Gobierno legítimo sirio.
Un "esfuerzo decidido" para demonizar a Rusia y Siria
Finalmente, Kerry aseguró que el conflicto en Alepo "podría terminar mañana por la mañana, incluso esta noche" si Rusia y el Gobierno de Bashar al Assad se comportaran de acuerdo a "cualquier patrón de decencia".

Por su parte, Wight destaca que, en realidad, se alcanzaría una solución definitiva "si EE.UU. ejerciera una fuerte presión sobre sus aliados regionales para que dejen de apoyar el terrorismo, tanto en Alepo como en el reto de Siria", y si Washington y Londres abandonaran "la farsa" de que existe un colectivo de rebeldes 'moderados'.

En definitiva, John Wight opina que John Kerry y su homólogo británico, Boris Johnson, están comprometidos en "un esfuerzo decidido" para demonizar a Rusia y Siria "no para finalizar con el sufrimiento del pueblo de Alepo Oriental, como aseguran", sino como respuesta a una operación militar "que está cada vez más cerca de liberar" esa ciudad.


Fuente:    RT.