lunes, 21 de enero de 2019

"Destrucción de la OTAN": Trump evaluaría abandonar la Alianza, pero ¿quién se beneficiará de esto?

El presidente de EE.UU. planteó varias veces adoptar la medida en cuestión durante el año pasado, informaron funcionarios de su administración.

El presidente de EE.UU., Donald Trump, durante una reunión de la OTAN en Bruselas, Bélgica, el 12 de julio de 2018.

El presidente estadounidense Donald Trump planea que su país abandone la OTAN, reportó esta semana el diario The New York Times, citando a unos funcionarios del Gobierno federal.
Las fuentes señalaron al periódico que el mandatario consideraba "un paso equivalente a la destrucción de la OTAN: la retirada de Estados Unidos" de la Alianza y durante el año pasado varias veces planeó adoptar esa medida. Además, aseguraron que el presidente declaraba que la OTAN no tiene sentido y representa una carga para el país.
La medida podría ser causada por motivos financieros y la insatisfacción de Trump con los pagos de la Unión Europea para proveer seguridad al bloque. Durante el mandato de Trump, la cuestión del gasto militar se ha convertido en un tema de discordia entre el país norteamericano y el resto de componentes de la Alianza Atlántica. El pasado julio, el mandatario afirmó que "EE.UU. gasta mucho más en la OTAN que cualquier otro país", diciendo que esto "no es justo ni aceptable".

Trump exige más dinero en armas: Europa debe y puede independizarse

Antes de la cumbre de la OTAN, que se celebró los días 11 y 12 de julio en Bruselas (Bélgica), Trump, cuyo país destina alrededor del 4% de su PIB a los gastos de defensa del bloque militar, enviócartas a varios líderes de la UE en las que recordó la necesidad de aumentar sus pagos.
¿Un regalo para Rusia o Alemania?
En el contexto de la posible salida del bloque, Michèle A. Flournoy, subsecretaria de Defensa durante la administración de Barack Obama, afirmó que la salida de la Alianza "sería una de las cosas más perjudiciales que un presidente podría hacer para los intereses de EE.UU.".
Flournoy compartió su opinión sobre la posible decisión de Trump con The New York Times y destacó que la idea de abandonar la OTAN sería muy beneficiosa para Rusia. La salida de la Alianza "sería el mayor éxito con el que Vladímir Putin podría soñar", indicó. El tono de sus afirmaciones coincide con las de James Stavridis, ex alto mando militar retirado de EE.UU. y la OTAN, que subrayó que "incluso discutir la idea" "sería el regalo del siglo" para Putin. Al mismo tiempo, en el portal Vox apareció un artículo, en cuyo titular se puede leer que la retirada de Estados Unidos de la Alianza "sería genial para Rusia".
Sin embargo, Chicago Tribune remarcó en una de sus publicaciones que "el problema del siglo XXI para la OTAN" no es EE.UU., ni siquiera Rusia, sino Alemania. Como ejemplos de las actividades que amenazan a la Alianza por parte de ese país europeo, se mencionan los intentos de Berlín de "dictar la política migratoria para la Unión Europea" y "las duras condiciones en que el Reino Unido puede salir" de la UE, así como el rechazo de la locomotora económica europea de destinar a la defensa del bloque el 2% de su PIB, cifra establecida por un acuerdo suscrito en el 2014 por los miembros de la OTAN. En lugar de ello, Alemania gasta solo el 1,2% de su PIB.
¿Causará el 'impeachment'?

Un grupo de congresistas demócratas está preparando el 'impeachment' de Trump

Por su parte, Jackie Speier, integrante de la Cámara de Representantes, afirmó a la CNN que la decisión sobre la salida de Estados Unidos puede llevar al 'impeachment' de Trump. "Creo que ese acto sería tan destructivo para nuestro país y para nuestra capacidad de proteger la seguridad nacional de cada americano que sería el motivo para algún esfuerzo profundo, sea el 'impeachment' o la Vigesimoquinta Enmienda" de la Constitución, que permite que un presidente sea revocado si es considerado mentalmente imposibilitado e "incapaz de cumplir con los poderes y deberes de su cargo", precisó.
El presidente "no puede hacer eso a este país", afirmó, añadiendo que no cree que pueda hacerlo sin la ratificación del Senado".
A pesar de los rumores, Donald Trump aseguró este jueves que EE.UU. mantendrá su apoyo a la Alianza Atlántica, pero enfatizó la necesidad de que los demás países miembros incrementen su participación financiera dentro de la organización. "Insistiremos en una justa repartición de la carga con los aliados. Lo dejé claro: estamos protegiendo a muchos países ricos", aseveró el mandatario en el Pentágono.



lunes, 14 de enero de 2019

Informe: 80 000 soldados turcos están listos para atacar a Siria


Convoy militar del Ejército turco en la provincia de Hatay, fronteriza con Siria.
Unos 80 000 soldados del Ejército turco están listos para participar en la mayor operación transfronteriza en la historia moderna del país euroasiático en Siria.
El diario local Yeni Safak ha informado este lunes de que 80 000 militares turcos están preparados para atacar la ciudad de Manbij, ubicada en la provincia siria de Alepo, y las regiones del este del río de Éufrates. Las dos zonas están controladas por las milicias kurdas, apoyadas por EE.UU.
Según informa el rotativo, si Ankara utiliza este número de soldados para acometer contra Siria será la mayor operación militar en la historia moderna de Turquía después de la invasión a Chipre el 20 de julio de 1974. Durante la mencionada agresión que terminó casi un mes después, el 16 de agosto, los soldados turcos ocuparon más de una tercera parte de Chipre.
Yeni Safak ha explicado también que la operación militar turca en Siria comenzará desde las provincias meridionales de Saniurfa y Kilis, y se concentrará en ocupar las zonas orientales de Éufrates.
La publicación ha subrayado que el despliegue de las tropas comenzará a lo largo de un área de 500 kilómetros en la frontera con Siria para despejar una zona de 30 000 kilómetros cuadrados de la presencia de las organizaciones terroristas.
Las Unidades de Protección Popular (YPG, por sus siglas en kurdo), apoyadas por Estados Unidos, controlan las zonas norteñas de Siria. Ankara considera a las YPG como un grupo vinculado al Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK, por siglas en kurdo), al que cataloga de organización terrorista. 


Esta situación ha provocado fricciones entre EE.UU. y Turquía, ya que las YPG son el principal grupo integrado en las llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), respaldadas por la llamada coalición internacional, que encabeza Estados Unidos, y parte de la ofensiva contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe).
En este sentido, el presidente de EE.UU., Donald Trump, advirtió el domingo de que “arrasará económicamente” a Turquía, si ataca a los kurdos. “Arrasaremos a Turquía económicamente si atacan a los kurdos”, dijo Trump en un mensaje en su cuenta de Twitter.
El portavoz de la Presidencia turca, Ibrahim Kalin, ha tuiteado hoy lunes que Ankara no ve “ninguna diferencia” entre los extremistas takfiríes de EIIL y las milicias kurdas Unidades de Protección Popular, y, por tanto, Ankara continuará “luchando contra todos ellos”.