miércoles, 28 de diciembre de 2011

Francia prohíbe los mendigos



Por Victor Arribas | El turista accidental – vie, 23 dic 2011 14:57 CET

El Gobierno francés ha iniciado una política de exclusión urbana en París. Se trata de alejar a los pobres de las zonas turísticas, especialmente las de mayor estándar de consumo. El objetivo es aislar las tiendas de lujo de la creciente masa de mendigos, que pueden estropear la imagen de postal que busca una acaudalada clientela procedente de todos los puntos del globo. Los sectores críticos con esta medida piden políticas sociales que faciliten el acceso al empleo y la vivienda.

Polémico ministro
Lo curioso es que no se trata de una iniciativa del ayuntamiento, sino del cuestionado Claude Guéant, ministro del Interior de Sarkozy. El político está centrado en una serie de decretos para prohibir la mendicidad en zonas históricas y de lujo, acusando a los mendigos (sobre todo, los rumanos) de ser "delincuentes" manejados por la mafia. Primero los expulsó de los Campos Elíseos, luego las inmediaciones de las galerías Lafayette y Printemps, de la zona del museo del Louvre y finalmente de las Tullerías. Recordemos que el gobierno Sarzoky ya había mostrado su talante excluyente con eldesmantelamiento masivo de campamentos de gitanos rumanos.
El alcalde se opone
Bertand Delanoe, alcalde de París, ha calificado los decretos como "una campaña publicitaria barata dirigida a estigmatizar a una parte de la población francesa. No se debe intentar solucionar problemas sociales usando la represión, menos aún cuando el estado francés incumple su obligación de facilitar el acceso a la vivienda a la gente joven o al menos a ofrecerles alguna solución de emergencia", según recoge el diario británico 'The Guardian'. Además Delanoe afirmó que si se trata de proteger a los parisinos del crimen las medidas deberían extenderse a todos los barrios de la ciudad, no solo a los más caros y exclusivos.
mendigoparis

Expulsión de estudiantes
El ministro del Interior Guéant ha sido descrito por el diario 'Liberatión' como una voz en sintonía con el líder ultraderechista Le Pen. Otras de sus polémicas promesas es la expulsión de Francia de los estudiantes extranjeros tras su graduación, excepto los de países que pertenzcan a la Unión Europea. Eso incluye, sobre todo, a jóvenes procedentes de la ex colonias francesas en África. Parece que no es el mejor momento para ser pobre y de color en Francia.

1 comentario:

Prudencio Bautista dijo...

DALE DE COMER AL MENDIGO ASI NO ANDARA MENDIGANDO, CREA UN PUEBLO SIN MENDIGOS PERO DANDOLE DE COMER A ELLOS.